Tlf. Urgencias | Tlf. Fijo 

 687 40 99 33  | 956 25 97 53

Derecho de Familia

Nuestro despacho ofrece asesoramiento completo a parejas o, individualmente a cada uno de los cónyuges, sobre sus respectivos derechos y deberes.

En especial, cuando surge la conflictividad entre los miembros de una familia, les asesoramos en el tratamiento legal de las crisis matrimoniales o de uniones libres y en la reorganización de la vida familiar tras la ruptura, acordado un nuevo marco legal donde se recojan las obligaciones y derechos de unos y otros, con especial atención a la protección de los menores.

Nuestras áreas de actuación son:

  • Separación y divorcio de mutuo
  • Separación y Divorcio contencioso
  • Liquidación del Régimen económico matrimonial
  • Modificación de los efectos de la separación o divorcio
  • Incapacitación
  • Reclamación de la paternidad y maternidad
  • Reclamación de alimentos entre parientes
  • Sucesión y herencia


  • Separación y divorcio de muto acuerdo

Si es preciso, se ofrece el asesoramiento de otros profesionales (como psicólogos) a fin de solventar de la mejor manera posible la situación determinante de la ruptura.
Todo ello, hasta presentar una demanda de separación o divorcio de mutuo acuerdo que recoja en la mejor medida posible los intereses de las partes en juego (padres e hijos) conciliando las pretensiones de cada uno.

  • Separación y Divorcio contencioso

No obstante, descartada la vía transaccional o el mutuo acuerdo, nuestra actuación profesional va encaminada a la separación y divorcio contencioso, asesorando a nuestros clientes en las peticiones económicas, regímenes de visitas respecto de los hijos, división de los bienes hasta concluir con una sentencia firme.

  • Liquidación del régimen económico

Posteriormente, la liquidación de la sociedad de gananciales será la última etapa de la ruptura matrimonial a la que nos debemos enfrentar, asesorando en la realización de inventario y valoración de bienes, la liquidación y reparto de los mismos.
Se trata de un acto necesario que permite liquidar el régimen económico-matrimonial bajo el cual estuvo unida la pareja (gananciales, separación de bienes, régimen de participación), hasta alcanzar un compromiso o mediante vía judicial de venta o adjudicación de bienes comunes y pro-indiviso.

  • Modificación de las medidas de la separación o divorcio

Tras la firma del convenio regulador o de que se haya dictado sentencia en un procedimiento de separación o divorcio es preciso modificar la situación regulada inicialmente por cambios sustanciales, ello aconseja la modificación de los efectos de la separación o del divorcio, como son la extinción o reducción de pensión compensatoria, por alteración de la fortuna de uno u otro cónyuge u otra circunstancia; extinción o reducción de alimentos a los hijos por mayoría de edad o independencia económica de éstos; variaciones de domicilio y su incidencia en el régimen de visitas, etc. Sobre todo ello, ofrecemos nuestro asesoramiento legal en una realidad que impide a los cónyuges, por si mismos establecer, las nuevas condiciones.

  • Capacidad y filiación

Dentro del capítulo de Derecho de Familia, ofrecemos consejo legal sobre otras situaciones derivadas de la relación de parentesco así como la tramitación íntegra de los procedimientos legales:

·Procesos sobre la capacidad de las personas, incapacitación de menores disminuidos y mayores con problemas mentales.
·Acciones de filiación, de reclamación de la paternidad y maternidad, 
·Guarda y Custodia de hijos menores
·Reclamación de alimentos, 
·Adopciones y tutelas.

  • Sucesiones y herencias

El fallecimiento de las personas produce situaciones patrimoniales nuevas que deben contar con una acto jurídico específico de los herederos.
El asesoramiento jurídico y fiscal se muestra tremendamente necesario desde que es preciso liquidar impuestos, realizar la declaración de herederos, y todos los trámites que conlleva un cambio del patrimonio del difunto a los de sus herederos.
Estamos especializados en esta materia y con capacidad para defender el reconocimiento de los derechos hereditarios de nuestros clientes, su eficacia jurídica y correcta fiscalidad, dividir y adjudicar el patrimonio hereditario, conforme la última voluntad del fallecido, si hubiera testamento, a través de la correspondiente declaración de herederos y posterior aceptación y manifestación de herencia, como para la declaración de los mismos si el difunto no hubiera ejercido su derecho a dictar sus ultimas voluntades.